¿Día de los difuntos o Halloween?

No es difícil que se conozca el origen de el Día de los Muertos, cuyo último eslabón es la fiesta estadounidense de Halloween que ya forma parte del currículum escolar en nuestro país. Por si hubiese que refrescar su origen, señalamos este enlace que brevemente lo aclara: https://historia.nationalgeographic.com.es/a/origen-fiesta-halloween_7740

¿Tiene más sentido, en nuestra cultura, encender un fuego, comer castañas y contar historias?

En este nuevo mundo de la pandemia, los niños y niñas han sido de los que más han sufrido el miedo a la enfermedad y a la muerte. Posiblemente parientes y profesorado se hayan visto a lo largo de este periodo obligados a responder a esos miedos, cosa nada fácil. Por si sirve, de forma clara y breve, también se explica aquí: https://www.serpadres.es/mas-6-anos/articulo/ninos-con-miedo-a-la-muerte-debido-al-coronavirus-como-podemos-ayudarlos-121595948390

¿Es necesaria una fiesta de disfraces cuando los personajes no pertenecen ni al imaginario del miedo infantil ni a nuestros cuentos tradicionales?

A través de cuentos y literatura, podemos afrontar esos miedos, los miedos infantiles, los de siempre: a la oscuridad, al agua, al ruido, a los animales, a personas desconocidas, a dormir fuera de casa, a los médicos, a las pesadillas, a estar solo, a las caretas y disfraces, más aquellos que añade la experiencia individual. Hablamos de miedos superables, historias que debieran tener un final feliz y donde las capacidades infantiles fuesen suficientes para enfrentarse a ellos.

¿Es lo mismo exponerles al miedo a través de un relato que a través de una película?

La religión, después del Renacimiento, y el cine, basado en la literatura gótica, introducen fundamentalmente el miedo al pasado donde el muerto viviente, el fantasma, el diablo, viene «gratuitamente» o por «azar» a provocar un daño. Los cuentos populares y la literatura anterior, no corresponden a este esquema. En ellas, lo maravilloso forma parte de lo cotidiano, milagros y magia pertenecen a la naturaleza del mundo, su explicación es tan contundente como la respuesta que pudiese dar la ciencia de ese momento. El fantasma que lo protagoniza, o nos viene a advertir de un peligro o nos viene a pedir ayuda para descansar. Nos hace saber. Y, el que sabe, no tiene miedo, abandona la superstición.

¿Sería buen momento para recuperar el cuento tradicional, las leyendas locales y los monstruos peninsulares?

No todos los libros y cuentos ilustrados o populares interesantes están en guías Halloween. Es imposible hacer una lista exhaustiva y hay libros no catalogados como relatos de fantasmas o miedo que nos ayudarían a trabajar el tema en las aulas. Por lo que señalamos solo cuatro puntos cardinales a partir de los cuales orientarnos en la búsqueda de aquello que nos lleve más allá de replicar una fiesta de disfraces:

NORTE: HAY ANTOLOGÍAS DE LEYENDAS Y MONSTRUOS ESPAÑOLES EN VARIAS EDITORIALES DONDE SE RECUPERA NUESTRA CULTURA POPULAR. SUELEN ESTAR BIEN ILUSTRADOS Y PODEMOS UTILIZARLOS PARA NARRARLOS ORALMENTE MIENTRAS OBSERVAMOS LO QUE OCURRE EN LA AUDIENCIA.

SUR: «CUENTOS AL AMOR DE LA LUMBRE» Y «CUENTOS DE LA MEDIA LUNITA» SIGUEN SIENDO REFERENCIA IMPRESCINDIBLE, Y SU AUTOR, ANTONIO RODRÍGUEZ ALMODOVAR, UNA VÍA DE INTROSPECCIÓN A ESTA LITERATURA.

ESTE:EN EL ENLACE PUEDES ENCONTRAR UNA AMPLIA BIBLIOGRAFÍA. HAY MÁS QUE PUEDES RASTREAR EN LA RED, PERO ESTA ES DE LAS MÁS COMPLETA. https://lascebrassalen.com/cuentos-libros-de-terror-para-ninos.

OESTE: «LOS MIEDOS INFANTILES EN LA LITERATURA PARA NIÑOS» ES UNA GUÍA QUE HACE TIEMPO ELABORÓ LA FUNDACIÓN GERMÁN SÁNCHEZ RUIPÉREZ, CUYA INTRODUCCIÓN Y APARTADOS CREEMOS QUE SON DE MUCHA AYUDA Y COMPLETA ESTA BRÚJULA QUE PROPONEMOS: http://www.asmi.es/arc/doc/miedosinfantiles.pdf

Esta entrada fue publicada en Cuaderno de bitácora, Juañique y Almendrita. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.