La invención de Hugo

 

«El tiempo lo es todo. Todo». La película es, sencillamente, un hondísimo, sentido, lúcido y valiente homenaje a los orígenes del cine y su materialización como maquinaria generadora de sueños. La capacidad del director para articular este gigantesco armatoste destinado a invitarnos a volar a un mundo casi olvidado por la mayoría del público es realmente impactante, por su maravilloso sentido visual y por el coraje que demuestra al sostener un ritmo que en ocasiones roza el estancamiento, arriesgándose a que el fondo trabe la forma de un conjunto que acumula guiños y referencias articulados en un imaginativo y casi ingenuo delirio ─emocionante en grado sumo, pero delirio─ sensorial. Una delicia para cinéfilos empedernidos, para neófitos, para pequeños y mayores, para todos.


 

 

Filmaffinity.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>