La soledad de los números primos

De la LIBRERIA DE JAVIER: www.lalibreriadejavier.com/?p=1505

… Acercó el cristal a la piel. Con mano firme Mattia hizo un pequeño corte, como de un dedo de largo. Alice se estremeció y lanzó un grito. (…) Alice limpió una gota de sangre que le resbalaba por el vientre y se abotonó los vaqueros. Mattia pensó qué decirle para confortarla.

- Te acostumbrarás. Al final, ni repararás en él
- ¿Y cómo, si lo tendré siempre a la vista?
- Por eso, por eso mismo dejarás de verlo.

Perturbadora. Si he de elegir una palabra para esta gran novela, ópera prima de este genial escritor italiano, es esta: perturbadora.

La soledad de los números primos es la historia dos seres que, a pesar de llevar vidas paralelas, marcadas por tipologías de idéntico carácter, muy aptos para una convivencia en común, hay una repulsión visceral, sin motivo aparente entre ellos. Alice es una chiquilla agobiada por las exigencias de su padre y que, en una excursión para hacer deporte esquiando, se deja caer por cierta senda en la que queda postrada esperando su final entre las nieves alejadas de toda visión. Mattia es un chiquillo con una hermana gemela, Michelle, que padece ciertos retrasos mentales. La vergüenza y aislamiento al que le someten sus compañeros de clase debido a su hermana le hacen tomar una decisión que le marcará toda su vida: la abandona en un banco al lado de un río en un bosque que, aun cercano a la casa, bien sabe que ella no sabrá volver sola. Estas actitudes de los dos niños, con el paso de los años, les sumergirán en unos caminos antisociales y de automarginación.

La gran narración que alberga esta obra no deja a nadie indiferente. Su comienzo, esos dos primeros capítulos pilares fundamentales del relato, en los cuales el autor se basa para el posterior desarrollo psicológico de los personajes son agobiantes y nos atrapan al instante. El entramado de la obra, en capítulos alternos en protagonismo de los personajes hasta la unión de sus vidas, nos deja expectantes respecto al despliegue de la acción. Y es a partir de este momento, y a lo largo de bastantes años con ciertas elipsis, en el que la novela, de título perfecto, nos arrolla y nos perturba como pocas. La analogía de las parejas de primos separados por un número par, que poco a poco, según vamos ascendiendo por la lista de los números naturales, son cada vez más distantes y raros de encontrar es perfecta. Es sublime. No puede haber un símil mejor para expresar la vida de estos dos seres.

Pero son los aspectos perturbadores de la novela los que dan carácter al relato, y saltan a nuestra vista cuando menos lo pensamos. Y son los que más nos dejan mella. Me cautiva esa destreza en las muestras de autodestrucción de los dos seres protagonistas. Su soledad, marcada desde su infancia, se va acrecentando y siendo insostenible, pero sus vidas, paralelas pero a la distinta infinita que están esos números primos gemelos, con un solo numero entre ellos, pero a años luz uno del otro. Y ese espaciamiento matemático, mágico y poético, cada vez mayor, al que se someten les arrastra en sus vidas: cada vez más distantes, cada vez más espaciadas, cada vez más solitarias y erráticas.

Paolo Giordano tiene una breve pero fructífera vida. Nacido en Turín en 1982, se licenció en Física Teórica y trabaja en la Universidad de esa ciudad con una beca de doctorado. La soledad de los números primos es su primera novela. Ha vendido más de 850.000 ejemplares de su obra en Italia, una cantidad increíble en ese país, y ha obtenido unas increíbles críticas en todo el mundo. Una joven promesa de las letras italianas quien, además del éxito de público, ha conseguido los premios Strega y Campiello Opera Prima, los dos más prestigiosos de su país.

Una obra absolutamente recomendable, que atrapa y subyuga. Para que os hagáis una idea: tiene la rotundidad negra y autodestructiva de la película “Repulsión” de Roman Polanski y la profundidad de las preciosas obras de Donna Tartt, una injustificadamente olvidada autora norteamericana especialista en el retrato de niños y jóvenes atormentados cuyas obras recomendé hace años en la librería, entre ellas, Juego de niños, una obra maestra de la literatura, como lo es La soledad de los números primos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>